FICHA TECNICA

Autor

Adriana Urdaneta

Director

Luz Urdaneta

Escenografía

Edwin Erminy

Vestuario

Joaquín Nandéz

Iluminación

Jacques Broquet

Música

Oswaldo Rodríguez / Jacques Broquet

Coreografía

Luz Urdaneta / Adriana Urdaneta / Jacques Broquet

Producción General

Carlos Scoffio / Claudia Urdaneta

RIDER TECNICO

TODA FAMILIA

120 min

Oto el Pirata en la Web

Sinopsis

En el corazón de la selva amazónica, en la frontera entre Venezuela y Brasil nace Oto Cachún Bambei, cimarrón, hijo de esclavos y descendiente de aquellos hombres que como cargas humanas llegaron a América procedentes del Congo. “Aventurero” significa su nombre y éste marcará su destino, porque desde pequeño, a Oto sólo le gustará la aventura y los viajes hacia tierras desconocidas. Oto era un niño muy travieso y curioso, que crecería alto, musculoso, fuerte y elástico, correteando en la hacienda de café donde trabajan sus padres. Un buen día escapó hacia la selva profunda, allá aprendió los secretos de la naturaleza. Al salir de la selva Oto se encontró en medio de una guerra entre blancos y negros, hasta que al final se abolió la esclavitud. Todos salieron a las calles a festejar durante semanas en un gran carnaval y allí, a Oto le tocó la ropa de un militar, brillante, con charreteras doradas, llena de condecoraciones y medallas. A partir de ese momento, decidió no ser más Oto, El Caraoto, ahora sería, el Capitán Oto Dorado Cachún Bambei. Oto se convirtió en un militar. Ubicó su poderoso fuerte en Paraty, una bahía en las costas de Brasil, que constantemente estaba siendo asediada por los piratas, pues de allí salía el oro hacia Europa. Formó un temible ejército, pero a pesar de su poder, Oto no era feliz. En una de las torres de su imponente fuerte, pasaba largas horas mirando el horizonte con un telescopio, estaba fastidiado de estar permanentemente entre hombres sin una mujer que lo amara. Un buen día cuando miraba por su telescopio, conoció a Fireya Maguella Palacios del Guadalquivir, una dulce y bella muchacha de la cual Oto se enamoró locamente. Pero, como ésta no correspondió a su amor, la encerró en el fuerte y decidió no dejarla salir hasta que aceptara ser su esposa. Mientras tanto Fireya sólo miraba a través de la ventana soñando con un valiente pirata que vendría a rescatarla y al cual ella daría su amor. En otro confín del universo existía el pirata Calicolás, rey del mar. Con su barco y al lado de sus hombres había recorrido todos los mares, en busca de grandes tesoros, enfrentando inmensos peligros, grandes tormentas y el temible canto de las sirenas. Amaba todo con desenfreno, las estrellas, el mar, su barco. Un buen día, mientras Fireya veía a través de su ventana, divisó a lo lejos un barco pirata. Inmediatamente Oto y su ejército se prepararon para defender el fuerte. La lucha había comenzado. Piratas y soldados se enfrentaron. Oto y Calicolás pelearon fieramente por semanas, pero tal fue su cansancio cuando ninguno de ellos ganaba, que decidieron deponer las armas y hacerse amigos. Intercambiaron sus ropas y Calicolás se convirtió en el capitán del fuerte y dueño del corazón de Fireya, que al fin, había encontrado al pirata de sus sueños. Oto, tomó sus nuevas vestiduras, se hizo del timón, alzó las velas y así nació Oto El Pirata. En uno de sus tantos viajes, llegó a la isla de Aves, al norte de Venezuela, donde, por fin, encontró el amor correspondido. Muasel Ua Mui, una linda muchacha, hija de una princesa china y un duque francés, que había llegado allí como única sobreviviente de un naufragio.. 

 

Galería

Infinite Carousel Tutorial